DiseñoDiseño GráficoMarketing online

La importancia del diseño en el siglo XXI

La importancia del diseño gráfico

Cuando solicitas un presupuesto, ¿qué prefieres que te lo envíen, sin utilizar nada de diseño (en un Word a Times Roman 12 a doble espacio) o en un PDF con el correspondiente logo de la empresa y bien ordenadito toda la información?

Seguro que escogerás ese que tiene el logo de la empresa. El motivo, a priori, es sencillo. ¿Cómo te vas a fiar de una empresa que va a crear o incluso llevar tu comunicación o tu imagen de marca, si esa misma empresa no cuida su propia imagen?

Por tanto, si eres una empresa o un profesional que siempre has relegado tu propia imagen a un segundo plano, lo más probable es que estés perdiendo clientes. Esta premisa funciona tanto para una empresa de diseño gráfico en Bilbao, como para una zapatería en Murcia.

Solo hay que pararse a pensar que cuando nos presentamos a una entrevista de trabajo o tenemos una reunión con un cliente, tendemos a cuidar nuestra imagen. Porque nos estamos vendiendo a nosotros mismos. Pero, ¿qué te está impidiendo vender los servicios de tu empresa o de tu producto?

⏩6 poderosas razones por las que tu empresa te está pidiendo diseño

Recuerda  el dicho que dice aquello de: “Una imagen vale más que mil  palabras”. Y no solo eso, hay más razones. ¿Quieres conocerlas?

  1. Solución. Quítate de la cabeza que diseñar es subrayar a colorines o poner algún “dibujito” en tu tarjeta de visita. Un buen diseño hace mucho más atractivo una presentación o incluso una factura. Para que sea más sencillo de entender, ¿qué prefieres que te den una factura con todos los productos detallados con el coste o una factura toda arrugada en un papel cualquiera, apuntados los datos a bolígrafo y en un papel arrugado? Creo que así es mucho más fácil de entender lo que quiero decir que un buen diseño soluciona. Y aquí entre nosotros, en algunas presentaciones aunque no digas nada, simplemente con una buena plantilla diseñada, impresionas mucho más a un cliente. Pero esto que quede entre nosotros, ¿eh?
  2. Viste. No solo es importante contar con un buen contenido, unas cifras estupendas de lo bien que va la empresa. ¿No se entienden mejor cuando se coloca en un gráfico?  Por eso es importante también prestar no solo al contenido, también al continente. Es decir no solo importa el mensaje que quieres comunicar, sino también el modo en que lo vistes o presentas.
  3. Vende. Esto era lo que comentaba al principio, que si el diseño gráfico no se trabaja adecuadamente, puedes perder clientes. Se suele decir que en casa de herrero cuchillo de palo. Pues precisamente eso les pasa a muchas empresas, que se dedican a cumplir con sus clientes y la comunicación gráfica siempre queda “para mañana” o “ para cuando tenga un rato”.
  4. Ayuda. Muchas veces en comunicación se utilizan términos abstractos que son difíciles de describir con palabras, pero con una imagen es mucho más simple. Incluso, la comunicación gráfica puede ayudarte a vender mejor tus servicios o tus productos. Es decir, vender.
  5. Diferenciación. Algunas empresas fabrican los mismos productos, pero para diferenciarse unas de otras marcan la diferencia mediante el propio diseño o la comunicación gráfica. Tan sólo hay que observar las campañas que realizan Coca-Cola y Pepsi. Ambas son marcas de refrescos, pero tanto el diseño gráfico, como la manera de comunicar en qué consiste sus productos es lo que la diferencian en esa primera toma de contacto con el cliente.
  6. Explica. En ocasiones es difícil explicar algún concepto, pero aplicando un buen diseño puede hacerse identificable y más entendible.  Por ejemplo, si no conoces el idioma inglés seguro que Dropbox no sabes lo que es, pero sí ves que a su lado tiene una caja con las solapas abiertas, reconoces que es el servicio en la nube para alojar tus archivos.

⏩¿Y ahora qué?

Una vez que tenemos claro que es necesario tener presente el diseño gráfico para tu empresa, ahora deberás hacerte con un buen logo. Para ello te recomiendo acudir a un profesional que pueda diseñar el concepto de tu empresa. Parece sencillo, pero has de transmitir tu mensaje desde tu propio logo.

Una vez lo tengas, deberás aplicarlo a toda tu comunicación para que esta sea coherente. Dicho de una manera más simple, si quieres que el público te reconozca, deberás utilizarlo en lugares como:

  • Tarjetas de visita.
  • Flyers.
  • Página web.
  • Folletos.
  • Redes sociales.
  • Firma de email.
  • Cartelería.

Y en todas aquellas comunicaciones en las que tu empresa esté presente. De esta forma, poco a poco irás creando tu propia marca de empresa. ¡Así que manos a la obra!

Sígueme en:
Autora en veronicaruiz.es
Apasionada del mundo digital, siempre aprendiendo algo nuevo y dispuesta a mostrártelo de la forma más sencilla y amena posible.
Te invito a que me acompañes en este viaje para que saques el mayor partido a Internet. ¿Te apuntas?
Verónica Ruiz
Sígueme en:
Últimas entradas de Verónica Ruiz (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.