papelería identidad corporativa

Elementos para la identidad corporativa

Si has pensado en crear tu propia empresa y ya tienes la certeza de que es viable. Es hora de crear la identidad corporativa de tu empresa. Esto es el conjunto de valores, características y creencias con las que defines tu empresa y que te diferencia del resto. Se trata de dotarle de personalidad a la empresa. Es su ética, su filosofía de trabajo, su historia sus normas, etc.

En definitiva, se trata de forjar la propia identidad de la empresa en base a lo que cree y piensa de sí misma, y en función de cómo quiere que público la perciba.  Y no estaría de más ir previendo los proveedores que vas a necesitar, como por ejemplo, los servicios de una asesoría  para que te lleve el tema fiscal o una imprenta online para imprimir todos los elementos de comunicación que vas a necesitar en la puesta en funcionamiento de tu empresa.

⏩Claves que ayudan a definir la identidad corporativa y una empresa

  • Contar con una filosofía corporativa,  es decir aquella concepción global de la organización, dando respuesta a preguntas como: ¿Quién soy? ¿Qué  ofrezco? ¿De qué forma lo llevó a cabo? ¿A quién va dirigido? ¿Dónde quiero llegar?
  • Definir el conjunto de valores, normas y pautas por las que se han de regir los muros de la empresa (cultura corporativa).
  • Crear una imagen corporativa que transmita todo esto, o lo que es lo mismo: una marca. Esta se compone por el color y el nombre en forma de logotipo, isotipo, imagotipo o isologo.  Esta imagen corporativa ha de aportar solidez.
  • Elaborar una estrategia de comunicación y un manual de identidad corporativa.

⏩Elementos que conforman  la identidad corporativa

El manual de identidad corporativa va a recoger todos los elementos que conforman esa identidad y que son los siguientes:

  • El nombre de la empresa. El naming es importante porque va a ser el primer elemento que va a transmitir una idea de lo que hace tu empresa. Es recomendable que tenga relación con la actividad de la misma y que a su vez sea lo suficientemente atractivo.
  • Logo.  Como ya mencionamos en las claves el logo puede ser formado solo por texto (logotipo), por una imagen (isologo) o por imagen y texto (isologotipo). Todos tienen en común que ha de transmitir la idea de negocio y a quién está dirigido.
  • Eslogan. Es una frase con fuerza que ha de causar impacto en los consumidores.
  • Colores. Al igual que la imagen o el texto, el color también comunica, por lo que habrá que tenerlo en cuenta a la hora de elaborar la identidad cromática de la empresa.
  • Página web. Es fundamental aunque no nos vayamos a dedicar al mercado digital, sí es conveniente tener presencia en Internet como un refuerzo más de nuestra estrategia de marketing y comunicación.
  • Brochure o papelería corporativa. Son todos aquellos elementos complementarios de comunicación a los que también hay que prestar atención, ya que van a formar parte de esa identidad corporativa. Estos elementos son: tarjetas de visita personalizadas, papel membretado con el logo y la dirección de la empresa, carpetas, papel para cartas o documentos, libretas personalizadas, sobres, facturas, la firma de los correos electrónicos, la forma de las newletters… Todo ello tiene que guardar una coherencia, unidad y cohesión con lo reflejado en el manual de identidad corporativo de la empresa.

¿Habías previsto todo esto a la hora de crear tu identidad corporativa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.